Osteocondrosis lumbar: síntomas y tratamiento.

¿Qué es la osteocondrosis de la columna lumbar

La osteocondrosis de la columna lumbar es una enfermedad común que reduce la calidad de vida de una persona y es una de las causas de discapacidad.

La patología es más común en personas mayores de 40 años, se caracteriza por una progresión gradual y, por lo tanto, requiere un tratamiento conservador o quirúrgico adecuado.

Mecanismo de desarrollo

El principal mecanismo para el desarrollo de la osteocondrosis es la desnutrición del tejido cartilaginoso de las estructuras de la columna.

La enfermedad incluye varios vínculos patogénicos:

  • La distrofia del tejido del cartílago debido a la desnutrición es el principal desencadenante de la patología.
  • Degeneración (daño y destrucción) del cartílago de la columna (discos intervertebrales, superficies articulares de los procesos de las vértebras).
  • Reacción inflamatoria con edema tisular, congestión sanguínea, dolor.
  • Cambio en la proporción de las estructuras anatómicas de la cresta lumbar (aplanamiento de los discos intervertebrales con disminución de su altura), lo que lleva a una disminución del diámetro de los orificios entre las vértebras por donde pasan las raíces de la médula espinal.
  • Compresión de las fibras nerviosas de las raíces de la médula espinal, lo que conduce a un paso deficiente de los impulsos y al desarrollo posterior de los síntomas neurológicos correspondientes.

Los cambios en los componentes del cartílago se desarrollan gradualmente durante un largo período de tiempo. El inicio oportuno de la implementación de medidas preventivas y terapéuticas permite ralentizar la progresión de la enfermedad.

Razones

La osteocondrosis de la cresta lumbar es una enfermedad polietiológica que se desarrolla debido a la influencia de varias razones:

  • Predisposición hereditaria, que determina las características nutricionales del tejido cartilaginoso a nivel genético.
  • Enfermedades de los sistemas endocrino, digestivo y cardiovascular.
  • Enfermedades autoinmunes inflamatorias que afectan a las articulaciones de la columna (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, reumatismo).
  • Trastornos metabólicos en el cuerpo humano.
  • Trabajo físico pesado sistemático con mayor estrés en la columna, levantamiento de pesas.
  • Lesiones espinales pospuestas, especialmente en la columna lumbar (el motivo de la violación de la relación de los componentes de las vértebras con la posterior provocación del desarrollo de distrofia y degeneración).
  • Anomalías congénitas o defectos de la columna.

La comprensión del impacto negativo de la causa es más posible en el contexto de los siguientes factores de riesgo:

  • Aumento de peso, lo que aumenta la carga en la columna.
  • Hallazgo sistemático a largo plazo del cuerpo humano en posición de pie.
  • Postura incorrecta.
  • Hipotermia, incluso local en la espalda.
  • Exposición sistemática al estrés, falta de sueño, trabajo irracional y descanso.

El conocimiento de las causas y factores de riesgo permitirá llevar a cabo medidas preventivas eficaces.

Síntomas de osteocondrosis lumbar

El posible desarrollo de osteocondrosis está indicado por la aparición de los siguientes síntomas característicos:

  • Dolor en la región lumbar, que aparece inicialmente cuando aumenta la carga en la columna. Luego se vuelve permanente, tiene un carácter de tirón o dolor y se intensifica gradualmente.
  • Irradiación de dolor en la pierna del lado de la infracción de la raíz de la médula espinal.
  • Aumento del tono (tensión) de los músculos de la espalda en la región lumbar.
  • Disminución de la fuerza muscular en una o ambas piernas.
  • Dolores de espalda "punzantes" periódicos, provocados por hipotermia local, esfuerzo físico.
  • Violación de la sensibilidad de la piel en una o ambas piernas, que se acompaña de entumecimiento, sensación de hormigueo.
  • "Pies fríos": la piel se enfría al tacto debido al espasmo de los vasos arteriales, causado por la compresión de las fibras nerviosas autónomas de las raíces espinales.
  • Violación de la transpiración: la piel de las piernas se seca o, por el contrario, aumenta la sudoración.
  • Peeling de la piel en el área de la sensibilidad alterada, causado por una violación de la inervación autónoma.

La osteocondrosis es una enfermedad crónica. Los síntomas clínicos aumentan gradualmente durante un largo período de tiempo. Los períodos de mejoría (remisión) se reemplazan por una exacerbación de la patología, que se acompaña de un aumento de los síntomas clínicos. Después de la exposición a un factor provocador (hipotermia, estrés físico y emocional, estrés), es posible un fuerte aumento paroxístico del dolor, provocado por una reacción inflamatoria e hinchazón de los tejidos blandos en el área de las raíces espinales.

Según los síntomas predominantes, existen varias formas clínicas de la enfermedad:

  • La lumbodinia es un dolor lumbar paroxístico recurrente que se desarrolla después de la exposición a factores provocadores.
  • Lumboishalgia: el dolor se presenta en la zona lumbar y se irradia a las nalgas o las piernas.
  • Radiculitis: el proceso patológico se acompaña de la compresión de una o más raíces, mientras que el cuadro clínico está dominado por síntomas neurológicos, que incluyen una violación de la sensibilidad de la piel y una disminución de la fuerza muscular.
  • Radiculoisquemia: la compresión afecta los vasos arteriales, mientras que se desarrollan graves trastornos del movimiento.

Cada forma clínica de osteocondrosis no se desarrolla de forma aislada, generalmente se combinan entre sí. A medida que avanza, la condición de la persona empeora. La destrucción severa de las estructuras del cartílago puede provocar discapacidad.

Diagnóstico

El diagnóstico de osteocondrosis de la cresta lumbar se basa en la visualización de cambios en las vértebras, los discos intervertebrales y los tejidos blandos.

Se asignan varios métodos de investigación instrumental para esto:

  • La radiografía es una técnica que le permite visualizar grandes cambios. Se ha generalizado debido a la disponibilidad.
  • La tomografía computarizada es un método de rayos X de escaneo de tejido capa por capa, que tiene una alta resolución y permite visualizar cambios mínimos.
  • Imágenes por resonancia magnética: la visualización de tejidos se lleva a cabo debido al efecto de resonancia de los núcleos de sustancias orgánicas en un campo magnético. Implica un escaneo capa por capa, mientras que se excluye la exposición a la radiación del cuerpo del paciente.

Para determinar la naturaleza y la gravedad de los posibles cambios funcionales en el cuerpo, se prescribe un examen adicional. Incluye análisis de sangre, análisis de orina, análisis de hígado, riñón, electrocardiograma. Sobre la base del análisis de todos los resultados del examen, el médico llega a una conclusión y selecciona el tratamiento adecuado.

Tratamiento de la columna lumbar

La terapia para la osteocondrosis de la columna lumbar es compleja e incluye varias áreas:

  • Consejos generales y dieta.
  • Terapia con medicamentos.
  • Intervención quirúrgica.

La elección de la dirección del tratamiento la lleva a cabo el médico. Según los resultados del examen clínico y adicional, determina el tratamiento más óptimo.

Consejos generales y dieta

Las recomendaciones generales deben acompañar el tratamiento de la osteocondrosis de la columna lumbar, independientemente de la gravedad del proceso patológico, que incluyen:

  • Nutrición racional con restricción de alimentos grasos fritos, excluyendo el alcohol de la dieta.
  • Restricción del esfuerzo físico intenso, incluida la permanencia prolongada del cuerpo humano en una posición.
  • Racionalización del régimen de trabajo y descanso: cada hora de trabajo debe contar con un pequeño descanso (por lo general, 10 minutos son suficientes). Si el trabajo es de pie o sedentario mientras descansa, puede hacer un poco de ejercicio.
  • Dejar los malos hábitos, ya que la nicotina y el alcohol aceleran los procesos de distrofia y degeneración del tejido cartilaginoso.
  • Eliminación del impacto de los factores de estrés, emociones negativas que empeoran el curso de cualquier proceso patológico en el cuerpo.

La implementación de recomendaciones generales permite prevenir la progresión del proceso patológico, así como aumentar la efectividad de otras áreas de la terapia.

Medicamentos

La prescripción de medicamentos se lleva a cabo en el curso del tratamiento conservador de la osteocondrosis.

Se utilizan medicamentos de varios grupos farmacológicos:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides: reducen la gravedad de la respuesta inflamatoria en los tejidos y el dolor. Se prescriben para reducir la intensidad de las manifestaciones de exacerbación de la osteocondrosis.
  • Relajantes musculares: los medicamentos reducen el tono de los músculos estriados en la región espinal, lo que reduce la tensión tisular y la compresión de las raíces espinales.
  • Hormonas suprarrenales glucocorticosteroides: reducen la respuesta inflamatoria.
  • Diuréticos: reducen la gravedad del edema en los tejidos blandos del área afectada por el proceso patológico de las estructuras de la columna vertebral. Debido a esto, las manifestaciones del proceso patológico se reducen y se reduce la infracción de las raíces espinales.
  • Los condroprotectores son agentes que protegen el tejido del cartílago del daño y también contribuyen a su restauración parcial.
  • Vitaminas del grupo B: normalizan los procesos metabólicos en el tejido nervioso, mejoran el estado funcional de las raíces espinales dañadas después de la infracción.
  • Vitamina C (ácido ascórbico): mejora el estado de las estructuras de la microvasculatura, un efecto antioxidante, que se logra uniendo y neutralizando radicales libres ("fragmentos" de moléculas orgánicas que contienen un electrón desapareado y dañan las estructuras de la membrana de las células).

La dosis, la duración del uso del fármaco la determina el médico tratante según los resultados de la investigación, así como la eficacia de la terapia anterior.

Cirugía

La operación para la osteocondrosis de la columna lumbar está indicada en caso de cambios pronunciados, así como la ausencia del resultado deseado después de la terapia conservadora. Tiene como objetivo eliminar defectos en el tejido cartilaginoso alterado, seguido de plásticos. En las instituciones médicas modernas, la intervención quirúrgica se lleva a cabo mediante técnicas endoscópicas mínimamente invasivas. Simultáneamente con el tratamiento quirúrgico, se prescriben medicamentos que ayudan a acelerar el proceso de curación de una herida postoperatoria, así como a evitar el desarrollo de complicaciones. Debido al uso de técnicas modernas mínimamente invasivas, fue posible reducir significativamente el tiempo que un paciente pasa en un hospital.

Prevención

La prevención del desarrollo de osteocondrosis de la cresta lumbar incluye la implementación de recomendaciones simples. Es importante limitar la carga en la columna vertebral, abandonar los malos hábitos, racionalizar el modo de trabajo y descanso y garantizar un sueño adecuado. La dieta tiene como objetivo limitar los alimentos fritos y grasos, la ingesta suficiente de vitaminas, minerales y fibra vegetal. Esto permitirá normalizar el estado funcional del sistema digestivo, así como mejorar la nutrición de las estructuras cartilaginosas del sistema musculoesquelético, ralentizando los procesos de degeneración.

El pronóstico de vida con osteocondrosis de la columna lumbar es favorable. La enfermedad se caracteriza por una progresión gradual. En ausencia de medidas terapéuticas, el cuadro clínico de la osteocondrosis se acompaña de un aumento de los síntomas. Al mismo tiempo, la condición humana empeora y las manifestaciones se vuelven permanentes. Aportan una gran incomodidad y reducen la calidad de vida. Para evitar la progresión de manifestaciones negativas, debe buscar ayuda médica calificada de inmediato.