Osteocondrosis torácica

La osteocondrosis torácica es una afección grave que pocas personas padecen. Este es un cambio distrófico en los discos intervertebrales. El peligro de la patología es que, en ausencia de un tratamiento competente y oportuno, conduce a daños irreversibles en los órganos internos, deformidades del tórax. La osteocondrosis del tórax, sus síntomas pueden manifestarse en todas las personas, porque un estilo de vida sedentario, las consecuencias que se derivan de él, es un problema de la sociedad moderna.

Causas de la enfermedad

levantamiento de pesas como causa de osteocondrosis torácica

Las causas de la osteocondrosis de la región torácica son variadas, dependiendo de muchos factores. Lo principal son las alteraciones en el metabolismo de los discos intervertebrales, la distribución incorrecta de la carga sobre ellos, se desarrollan patologías distróficas: escoliosis, otro tipo de curvatura de la columna vertebral.

Cada segundo paciente que busca ayuda con un diagnóstico de osteocondrosis torácica se ve obligado a permanecer sentado durante mucho tiempo en un estado estático en el trabajo: en la oficina, conduciendo un automóvil.

El desarrollo de la patología se ve facilitado por el estilo de vida:

  • dieta inadecuada, falta de un régimen en la ingesta de alimentos;
  • violación del funcionamiento normal del hígado;
  • trabajo sedentario;
  • exceso de peso;
  • estilo de vida sedentario, actividad física excesiva.

La prevención de la osteocondrosis torácica es sencilla. La enfermedad le resulta difícil. Al menor signo de enfermedad, debe buscar el consejo de un médico.

Síntomas

Los síntomas de la osteocondrosis torácica son pronunciados, es difícil no notarlos. Son similares a otras enfermedades, por lo que la enfermedad se llama camaleón en medicina. Los principales síntomas son:

  • una sensación de escalofríos en el cuerpo, especialmente en el área del pecho;
  • disfunción sexual, en hombres - impotencia;
  • entumecimiento;
  • herencia;
  • alteraciones en el trabajo del sistema cardiovascular;
  • debilidad en los brazos;
  • disminución de la movilidad en la región torácica;
  • dolor en el pecho que empeora con el movimiento vigoroso, a veces durante la respiración. Lleva un carácter doloroso y de guijarros.

En casos raros, se produce dolor de muelas.

Este tipo de osteocondrosis a menudo se confunde con otras enfermedades debido a dolor en el estómago, corazón - infarto de miocardio, úlcera péptica del tracto gastrointestinal.

Los médicos dividen el dolor, como síntoma de un tipo de osteocondrosis, en 2 categorías. Algunos expertos señalan 3:

  1. Dorsago. El dolor es agudo, intenso, "viene" en ataques repentinos. Puede ocurrir dificultad para respirar. El síndrome vertebral ocurre en personas que se sientan durante mucho tiempo, inclinadas sobre la superficie. El movimiento en la columna lumbar torácica es limitado. Con la osteocondrosis, los pacientes comparan el dolor en el esternón con una estaca en el pecho.
  2. DorsalgiaEl dolor es leve. Por lo general, comienza de forma gradual y dura varias semanas. Es posible que haya restricciones de movilidad. Las sensaciones de dolor aumentan con movimientos bruscos, por la noche.
  3. Toracalgia o neuralgia intercostal. Las sensaciones de dolor se manifiestan en la región de las costillas, se dan al hombro, escápula.
pastillas para la osteocondrosis mamaria

Con estrés severo, exceso de trabajo, esfuerzo físico intenso y agudo, los síntomas se intensifican.

La osteocondrosis torácica y la tos son incompatibles. Los síntomas pulmonares ocurren con neumonía, que causa dolor en el área del pecho. La fiebre es posible.

La principal diferencia entre las enfermedades es que el dolor en la neumonía no tiene una localización clara.

Para diagnosticar la enfermedad, se realiza un examen completo, que incluye radiografía, tomografía computarizada.

Tratamiento de drogas

En la mayoría de los casos, recurren a métodos de tratamiento conservadores, dependiendo de cómo duele la osteocondrosis torácica. Al principio, el síndrome de dolor, se eliminan los procesos inflamatorios. Después de eso, el resultado logrado se fija con la ayuda de yoga, complejos vitamínicos. Muchos pacientes no se atreven a buscar ayuda de los médicos; creen erróneamente que la osteocondrosis solo se puede curar mediante cirugía.

Se prescriben diversas terapias (masajes, fisioterapia, acupuntura, moxibustión). El curso del tratamiento dura de 5 a 8 sesiones, según la etapa de la enfermedad. Para eliminar los dolores agudos, basta con 2 a 4 procedimientos.

Las preparaciones para la osteocondrosis de la región torácica se prescriben individualmente. Se utilizan varios tipos: hormonas esteroides, analgésicos, antiinflamatorios, no esteroides. Se utilizan inmunoestimulantes, fármacos para normalizar el metabolismo en el organismo. Rara vez los médicos recetan medicamentos sedantes para la ansiedad.

Durante el tratamiento, es importante evitar lesiones, hematomas en la columna.

Tratamiento con métodos populares.

El tratamiento de la osteocondrosis torácica con métodos alternativos es una medida adicional. Los curanderos ofrecen formas de:

  1. Mezcle proporciones iguales de aceite de semilla de lino y jugo de rábano picante. Frote la mezcla a diario en la zona del pecho.
  2. Vierta una cucharada de menta o bálsamo de limón con un vaso de agua hirviendo, déjelo en infusión durante 10-15 minutos. Tome una decocción de temperatura ambiente diariamente en varias dosis con el estómago vacío.
  3. Mezclar una cucharada de mantequilla o manteca con una cucharada de conos de lúpulo, previamente molidos en polvo. La pomada ayuda con la osteocondrosis, la gota, el reumatismo.
  4. El té de fresa silvestre es adecuado para el tratamiento de la osteocondrosis. Vierta una cucharada de hojas picadas, bayas con un vaso de agua hirviendo. Insista durante 10-15 minutos. Tomar 2-3 vasos al día.
  5. Vierta 2 cucharadas de manzanilla en un recipiente de vidrio, vierta 250-300 ml de agua hirviendo (puede hervir durante 5-10 minutos). Tomar el caldo diariamente por medio vaso 2-3 veces. El curso del tratamiento es individual hasta que el dolor desaparece.

Se ha demostrado la efectividad de los métodos tradicionales de tratamiento, pero vale la pena usarlo bajo la estricta supervisión de los médicos para averiguar si existen contraindicaciones individuales.

Fisioterapia

Se requiere yoga para la osteocondrosis torácica, se considera la segunda etapa en el camino hacia la recuperación. Tiene como objetivo reducir la tensión muscular, restaurar la circulación sanguínea y liberar las raíces nerviosas pellizcadas. Los ejercicios fortalecen la estructura muscular del cuello, la zona lumbar, el pecho, la columna vertebral en su conjunto, corrigen la postura y previenen las recaídas. Los movimientos durante el yoga son suaves (los bruscos empeorarán la condición), indoloros. Haga los ejercicios con regularidad, de lo contrario no serán efectivos.

En Internet, hay muchas recomendaciones, ejercicios para la osteocondrosis de la columna torácica. Vale la pena realizar yoga curativo bajo la supervisión de médicos, especialmente al principio. De lo contrario, es posible que se produzcan graves consecuencias irreversibles.

No te olvides de las medidas preventivas:

  • ingesta moderada de sal;
  • natación, baño, sauna;
  • procedimientos de fisioterapia: magnetoterapia, terapia con láser;
  • actividad física moderada;
  • masaje;
  • alternancia de carga estática con dinámica.

Pocas personas sufren dolores en el pecho (15% del número de pacientes con trastornos del sistema musculoesquelético). Es raro, ya que la columna en esta parte del cuerpo está bien fija e inactiva. Los síntomas son difíciles de confundir con otros tipos de osteocondrosis. Puede curar la patología, lo principal es no retrasar la visita a los médicos.