Osteocondrosis: causas, tratamiento, prevención, diagnóstico.

La osteocondrosis es una lesión degenerativa-distrófica de los tejidos de la columna, que conduce a un cambio en la forma y borrado de los discos intervertebrales, cuerpos vertebrales y superficies articulares. Por lo general, los procesos degenerativos afectan principalmente a huesos y ligamentos. Esta condición se considera una de las causas más comunes de dolor de espalda.

La mayoría de los casos de diagnóstico de osteocondrosis ocurren en la región lumbar. Tales estadísticas son naturales, ya que esta parte de la columna soporta la carga de toda la parte superior del cuerpo. Con la osteocondrosis, las vértebras se desplazan y, como resultado, se puede desarrollar una hernia intervertebral o compresión de los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas. La osteocondrosis es una enfermedad muy dolorosa que produce muchas molestias al paciente y es difícil de tratar.

osteocondrosis de la columna

Tipos de osteocondrosis y etapas de su desarrollo.

Hay cuatro tipos de osteocondrosis.

La enfermedad se divide en grupos según el lugar de localización:

  • osteocondrosis de la columna lumbar;
  • osteocondrosis de la columna cervical;
  • osteocondrosis de la columna torácica;
  • osteocondrosis común: daño a dos o más partes de la columna vertebral.

La explicación de la localización de la osteocondrosis es muy simple: la enfermedad se desarrolla en aquellos departamentos que están sujetos a la mayor presión y tienen una alta movilidad.

La enfermedad se desarrolla en etapas, pasando de síntomas locales a manifestaciones generales.

Las etapas de desarrollo de la osteocondrosis son las siguientes:

  • Inestabilidad de las vértebras causada por una violación de la ubicación del disco intervertebral. En esta etapa, el paciente siente malestar con los movimientos que afectan a la columna afectada. En esta etapa de la osteocondrosis, la columna vertebral es muy propensa a lesionarse.
  • Destrucción del anillo fibroso, la fisura intervertebral disminuye de tamaño.
  • La etapa se caracteriza por la ruptura del anillo fibroso y la protrusión de uno o más núcleos de disco. Aparece una hernia intervertebral y la línea de la columna se deforma.
  • Debido a los crecimientos óseos, los movimientos del paciente son limitados, el síndrome de dolor es pronunciado. Los ligamentos de la columna se vuelven rígidos.

En cualquiera de estas etapas, el tratamiento exitoso de la osteocondrosis sigue siendo posible, pero cuanto más lejos, más difícil se vuelve deshacerse de sus consecuencias, y en la última etapa es casi imposible deshacerse de la enfermedad.

Las razones del desarrollo de la osteocondrosis.

La lista completa de causas de osteocondrosis es muy grande. Incluye tanto factores individuales como sus combinaciones, que se convierten en la causa del desplazamiento de los discos intervertebrales.

Pero la mayoría de las veces, la osteocondrosis se desarrolla debido a tales razones:

  • herencia: si uno de los padres tenía osteocondrosis, entonces la persona está en riesgo, ya que la estructura del cartílago intervertebral a menudo se hereda;
  • trabajo duro, cargas en las que exceden las normas sanitarias permitidas para los trabajadores;
  • permanecer en una posición durante mucho tiempo también puede ser un factor importante. A menudo, la osteocondrosis se diagnostica en personas de profesiones sedentarias;
  • diversas enfermedades de la espalda que conducen a la curvatura de la columna;
  • deficiencia de vitaminas e hipovitaminosis;
  • lesiones de espalda;
  • enfermedades infecciosas;
  • defectos congénitos de la columna vertebral, que conducen al borrado rápido de los discos intervertebrales;
  • envejecimiento natural del cuerpo;
  • obesidad;
  • estrés constante;
  • hipotermia.

Los síntomas de la osteocondrosis.

Dependiendo de la ubicación de la enfermedad, sus síntomas pueden variar significativamente. Esto se debe al hecho de que la protuberancia de los discos y el pellizco de los vasos afectan los tejidos y órganos más cercanos, provocando una serie de síntomas inherentes solo a este cinturón de la columna. Por lo tanto, los síntomas de los diferentes tipos de osteocondrosis deben considerarse por separado.

Síntomas de osteocondrosis de la columna lumbosacra.

La osteocondrosis lumbosacra (o simplemente lumbar) es el tipo más común de esta enfermedad. La zona lumbar sirve como amortiguador para la mayoría de los movimientos y giros realizados por una persona.

Los síntomas de la localización de la enfermedad en este departamento se ven así:

  • dolor lumbar que empeora con el ejercicio, giros bruscos o estar en una posición durante un período prolongado. El dolor, como regla, los dolores agudos y dolorosos en una etapa temprana ocurren muy raramente y pueden ser un síntoma de una hernia intervertebral;
  • dolor en las piernas causado por pellizcos en las raíces de la médula espinal. Tal dolor puede ser diferente: punzante, doloroso, que se extiende solo a un lado del muslo;
  • movilidad limitada, el paciente experimenta dolor al girar, agacharse y sentarse. Si el paciente adopta una posición que le resulte cómoda, el dolor desaparece.

Síntomas de osteocondrosis de la columna cervical.

La osteocondrosis de la columna cervical no es nada infrecuente en los últimos años. Las vértebras de esta sección están ubicadas muy cerca unas de otras, pero el marco muscular de la columna cervical está poco desarrollado. La osteocondrosis cervical provoca el desplazamiento de las vértebras que, a su vez, pellizcan las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos, lo que provoca dolor.

Los principales síntomas del desarrollo de la enfermedad en este departamento son:

  • dolor de cabeza. El mareo con osteocondrosis cervical es también uno de los síntomas más característicos, ya que de esta forma se manifiesta pellizco de los nervios y vasos sanguíneos. Los pacientes describen el dolor como constante, sordo y apremiante. Los dolores de cabeza empeoran con los giros y movimientos de la cabeza y rara vez se alivian con analgésicos. Al girar la cabeza hacia un lado, el paciente también se siente mareado;
  • dolor punzante que se siente incluso en los dedos;
  • dolor en los brazos y el pecho. Dolor en la región del corazón, similar al dolor de la angina de pecho, pero puede durar horas;
  • entumecimiento y hormigueo de los dedos;
  • entumecimiento de la lengua
osteocondrosis en la columna cervical

Síntomas de osteocondrosis de la columna torácica.

La osteocondrosis de la región torácica es una de las formas más raras de esta enfermedad. La principal razón de su aparición es la escoliosis. La curvatura espinal puede ser congénita o adquirida. Este tipo de osteocondrosis es difícil de diagnosticar debido a la localización del dolor. Con la osteocondrosis torácica, el dolor se produce en la espalda y tiene un carácter doloroso.

Otros síntomas de la osteocondrosis mamaria incluyen:

  • dolores en el pecho que empeoran si la persona se mueve o se inclina. Los pacientes suelen describir el dolor como herpes zóster;
  • dolor en el corazón, hígado, estómago;
  • entumecimiento en el área del pecho;
  • violación de las funciones sexuales.

Síntomas de la osteocondrosis común.

Dado que la osteocondrosis común es una combinación de varias formas diferentes de la enfermedad, se manifiesta como una combinación de síntomas característicos de la osteocondrosis torácica, cervical y lumbar, según su presencia.

Si tiene síntomas similares, consulte a su médico de inmediato. Es más fácil prevenir una enfermedad que afrontar las consecuencias.

Diagnósticos

Para diagnosticar la osteocondrosis de la espalda, un neurólogo prescribe estudios de la columna vertebral como:

  • radiografía;
  • Tomografía computarizada;
  • Imagen de resonancia magnética.

¿Cómo se trata la osteocondrosis?

En la mayoría de los casos, la osteocondrosis se trata con métodos conservadores. El médico siempre prescribe varios tipos de tratamiento, que incluyen medicamentos, terapia de ejercicios y otros métodos.

Los tratamientos más comunes para la osteocondrosis son:

  • fisioterapia;
  • diferentes tipos de masajes;
  • preparaciones médicas;
  • tracción;
  • reflexología;
  • terapia manual;
  • Terapia de ejercicios.

Echemos un vistazo más de cerca a cada uno de estos métodos.

Fisioterapia

Casi siempre se utiliza en el tratamiento de la osteocondrosis lumbar. La fisioterapia utiliza láser, ultrasonido y vibraciones magnéticas para ayudar a aliviar el dolor. También ayuda a neutralizar la inflamación. Este método le permite reducir la dosis de medicamento necesaria para suprimir el dolor. No hay efectos secundarios.

Masoterapia

El masaje terapéutico da los mismos resultados positivos que la fisioterapia. Pero no se puede usar en un momento en que la enfermedad se encuentra en una etapa aguda. Un curso de masaje durante el período de remisión tiene un efecto positivo en el estado del sistema nervioso, alivia el dolor y la tensión muscular excesiva, estimula la circulación sanguínea y fortalece las paredes de los vasos sanguíneos. Además, la terapia de masaje puede aumentar la resistencia del cuerpo a las enfermedades y normalizar el proceso metabólico.

Pero existen algunas contraindicaciones del masaje terapéutico que pueden imposibilitar su uso. Estos incluyen enfermedades de la piel, heridas abiertas, cualquier proceso inflamatorio en el cuerpo.

Medicamentos

Casi siempre se lleva a cabo el tratamiento médico de la osteocondrosis de la columna cervical, torácica y lumbar. Como regla general, los medicamentos se usan durante una exacerbación de la enfermedad y su acción tiene como objetivo reducir los síntomas del dolor. Las tabletas, ungüentos, geles y cápsulas se dividen en tipos según el espectro de acción y su tipo. Existen medios para restaurar el tejido del cartílago, ungüentos para estimular la circulación sanguínea, geles con efecto de calentamiento y otras formas de mejorar las funciones del sistema motor del cuerpo.

Tracción

La tracción de la columna vertebral es su extensión. Durante el estiramiento, las vértebras se distribuyen uniformemente a lo largo de toda la columna y el estrés excesivo, localizado en el sitio de la osteocondrosis, cede. Para la tracción, se utilizan simuladores y equipos especiales. Este método no es terapéutico por sí solo, simplemente ayuda a aliviar el dolor y liberar los nervios y vasos sanguíneos pinzados. Durante la tracción, la columna adquiere su forma natural, sin embargo, se utilizan masajes y procedimientos adicionales para arreglarla.

tracción de la columna con osteocondrosis

Reflexología

La reflexología se usa generalmente junto con tratamientos de masaje. Se basa en la acción correcta en los puntos dolorosos y las zonas reflejas. Como método independiente, dicha terapia no se usa, pero sirve como una buena adición a otros métodos para tratar la osteocondrosis de la columna cervical y otros tipos de esta enfermedad. La reflexología alivia el dolor, restaura la carga natural en varios puntos de la columna, pero tiene un efecto a muy corto plazo.

Terapia manual

La terapia manual se usa a menudo para corregir la curvatura de la columna. Este tipo de terapia, al igual que otros métodos de influencia física en la columna, se refiere a efectos adicionales y, a pesar del buen efecto temporal, pierde rápidamente su conveniencia sin prescribir medicamentos, ejercicios y otros métodos para tratar la osteocondrosis.

Terapia de ejercicio

La fisioterapia se considera el método principal para tratar la osteocondrosis, independientemente del área de su ubicación. Este es un método muy eficaz que fortalece el corsé muscular de la espalda utilizando una tensión limitada en las articulaciones y los músculos. Los ejercicios para la osteocondrosis cervical se realizan solo bajo la supervisión de un instructor o de acuerdo con sus recomendaciones. La terapia con ejercicios se puede realizar a cualquier edad y con cualquier forma de osteocondrosis, las únicas excepciones son los casos en que la enfermedad se encuentra en una etapa aguda y las lesiones importantes en la espalda, que pueden empeorar. La terapia con ejercicios ayuda a eliminar el dolor de espalda, restablece la flexibilidad de la columna y mejora el bienestar general del paciente.

La gimnasia terapéutica para la osteocondrosis incluye un conjunto de ejercicios que no requieren mucho esfuerzo físico y están enfocados a mejorar lentamente el tono muscular del paciente. Pueden ser realizados por el propio paciente con la participación de un médico o con el uso de equipo de entrenamiento adicional.

La terapia con ejercicios incluye los siguientes tipos de técnicas:

  • mecanoterapia: el paciente realiza estos ejercicios en aparatos y simuladores especiales. El método se utiliza en casos de lesiones graves de la columna con osteocondrosis, cuando los movimientos de una persona son difíciles. Este método también ayuda, si es necesario, al desarrollo de ciertos grupos musculares y ayuda a mejorar la postura;
  • La kinesioterapia es un complejo de ejercicios respiratorios y físicos, cuyo efecto se dirige directamente a las zonas de desarrollo de la osteocondrosis. El curso se desarrolla individualmente para cada paciente y ayuda a mejorar la movilidad articular, el tono muscular, la elasticidad de ligamentos y tendones;
  • terrenkur: recorridos a pie, que incluyen un complejo de ejercicios sencillos y actividad física. Con este método, puede mejorar el trabajo del sistema cardiovascular, aumentar la resistencia y mejorar la función respiratoria;
  • Terapia de hidrocinesis: gimnasia, ejercicios en los que se realizan en la piscina. Suele realizarse en agua de mar o templada. El ejercicio ayuda a fortalecer los músculos, las articulaciones y los ligamentos, y también mejora el bienestar del paciente;
  • La natación médica es un buen método de prevención y tratamiento de varios tipos de osteocondrosis. Ayuda a desarrollar la postura correcta y la posición natural de la columna del hombro. La natación incluso puede ayudar a corregir las deformidades de la columna.

Tratamiento de la osteocondrosis con gimnasia.

La osteocondrosis de cualquier tipo debe tratarse con pequeñas cargas y ejercicios. Este enfoque no solo ayuda a eliminar el dolor y la incomodidad lo más rápido posible, sino que también acelera el proceso general de tratamiento, restaura la postura y aumenta la flexibilidad de la columna. Cada tipo de osteocondrosis implica un tratamiento con diferentes tipos de ejercicio. Dependiendo de la ubicación de la enfermedad, los complejos pueden dirigirse a un grupo específico de músculos y vértebras.

Ejercicios para la osteocondrosis lumbar.

La natación se considera el tratamiento más eficaz para la osteocondrosis lumbar. También se recomiendan una serie de ejercicios especiales sobre simuladores y ejercicios terapéuticos. La mayoría de los ejercicios están diseñados para fortalecer los músculos de la espalda. Uno de los ejercicios más habituales es la "bicicleta". Se realiza acostado boca arriba. El paciente realiza movimientos con los pies, imitando la rotación de los pedales de una bicicleta. Otro ejercicio popular: con apoyo sobre los codos doblados, debe doblarse varias veces en la región torácica y fijar la postura durante 4 segundos. Los ejercicios se repiten no más de cinco veces en un complejo. En este caso, el grado de estrés debe ser regulado por el paciente. Si el estado de salud lo permite, gradualmente pueden aumentar, y si el paciente siente dolor mientras realiza gimnasia, los ejercicios deben detenerse o suspenderse temporalmente.

Ejercicios para la osteocondrosis cervical.

El tratamiento de la osteocondrosis cervical requiere el nombramiento de dos tipos de gimnasia:

  • ejercicios para la columna cervical, en los que el rango de movimiento es mínimo. En este caso, el propio paciente crea resistencia a los movimientos del cuello con la mano. Los ejercicios están destinados a superar esta resistencia, como resultado de lo cual se fortalece el grupo de músculos cervicales;
  • la segunda parte de la técnica consiste en ejercicios dinámicos y giros circulares de la cabeza, que aumentan la movilidad de las articulaciones de la columna cervical. Todos los ejercicios relacionados con el fortalecimiento del cuello deben realizarse a un ritmo lento, sin movimientos bruscos y sin estrés significativo.

Como complemento a los ejercicios, se puede prescribir una ruta de salud y natación terapéutica. Ambos métodos de tratamiento tienen el mismo objetivo que los ejercicios terapéuticos: aumentar la movilidad de la columna cervical.

Ejercicios para la osteocondrosis de la región torácica.

Una característica del tratamiento de la osteocondrosis torácica es que la mayoría de los ejercicios se realizan estando de pie. La opción más común permitida para la mayoría de los pacientes con este diagnóstico son los movimientos del brazo y la flexión del torso. El calentamiento antes de hacer gimnasia se realiza en una posición sentada, en una silla. Mientras inhala, el paciente coloca las manos en la parte posterior de la cabeza y se inclina hacia atrás antes de presionar contra la parte superior del respaldo de la silla. Al exhalar, el paciente baja los brazos a lo largo del cuerpo.

Otro ejercicio del complejo terapéutico para la osteocondrosis torácica es la flexión de la espalda estando en cuatro patas. Absolutamente todo tipo de ejercicios deben realizarse lentamente y sin movimientos bruscos. La natación, la mecanoterapia y la hidrocinesis también son útiles para pacientes con osteocondrosis de la región torácica.

Ejercicios para un tipo común de osteocondrosis

El tipo común de osteocondrosis es bastante difícil de tratar, ya que incluye dos enfermedades a la vez. Para combatirlo de manera efectiva, se está desarrollando un conjunto especial de ejercicios, que incluye métodos de varios tipos de gimnasia. En este caso, cuanto más fuerte sea la lesión de la columna vertebral por la enfermedad, menos efectivos serán los ejercicios. Hacer ejercicio bajo la supervisión de un instructor ayuda al paciente a recuperarse más rápido y a prevenir posibles complicaciones. Estos últimos incluyen trastornos de tipo neurálgico, trastornos autonómicos, daño orgánico y cambios en la ubicación de las vértebras.

Al principio, los médicos recomiendan que el paciente no realice más de tres o cuatro ejercicios del complejo que se desarrolló para él. En este caso, se debe dar preferencia a la realización diaria de varios ejercicios, en lugar de una gran cantidad de ejercicios realizados una vez a la semana. Ninguno de los ejercicios debe lastimar al paciente. Si el paciente siente malestar, entonces debe reducir la carga. En el caso de que reducir la carga no sirviera de nada, es necesario detener el ejercicio y sustituirlo por otro más adecuado.

Cuando la enfermedad se encuentra en una etapa aguda, se permite realizar una serie de ejercicios solo estando de pie o sentado, y en remisiones, se puede ejercitar de pie o en cuatro.

Todos estos ejercicios son adecuados para tratar la osteocondrosis en casa. Pero deben realizarse estrictamente de acuerdo con las instrucciones del entrenador y solo después de completar el curso inicial recomendado con un médico y asegurar la forma correcta de realizar todo el complejo y las cargas correspondientes.

ejercicio para el tratamiento de la osteocondrosis

Peligro

La osteocondrosis sin el tratamiento adecuado conduce a complicaciones como:

  • distonía vegetativa;
  • radiculitis;
  • hernia intervertebral;
  • violación del suministro de oxígeno al cerebro.