Osteocondrosis del cuello

las principales manifestaciones de la osteocondrosis cervical

En mujeres y hombres de mediana edad, la osteocondrosis de la columna cervical (SC) se diagnostica con mayor frecuencia, porque esta sección es más susceptible al estrés. Los primeros signos de la enfermedad a menudo no se expresan, por lo que es difícil identificar el problema en las etapas iniciales de desarrollo.

La manifestación de la osteocondrosis está asociada con la influencia en el cuerpo de muchos factores. Para que el régimen de tratamiento de la osteocondrosis del cuello sea adecuado, es importante descubrir las causas fundamentales de la aparición.

Las principales razones que provocan la enfermedad

La osteocondrosis cervical es una patología de naturaleza degenerativa-distrófica, en la que, bajo la influencia de factores negativos, los tejidos de los discos intervertebrales en el área del cuello comienzan a colapsar. Con el tiempo, la enfermedad afecta otras estructuras de la columna, por lo que su funcionamiento se ve afectado. La persona comienza a molestarse por síntomas desagradables, el estado de salud se deteriora gradualmente.

La principal causa de la degeneración vertebral es la violación de las funciones metabólicas del cuerpo. Las vértebras y las estructuras intervertebrales no reciben los nutrientes y elementos necesarios. El crecimiento óseo osteofito aparece en el tejido óseo. La osificación se propaga con el tiempo. La osteocondrosis iniciada conduce al hecho de que la columna cervical, debido a la fusión de las vértebras, se inmoviliza.

El mecanismo desencadenante del desarrollo de tales procesos son los factores negativos que afectan constantemente al cuerpo humano.

Las causas de la osteocondrosis son:

  • patologías congénitas de la estructura del sistema musculoesquelético;
  • predisposición hereditaria;
  • actividad física intensa;
  • estilo de vida sedentario;
  • mala postura;
  • lesiones de espalda;
  • escoliosis;
  • estrés, sobrecarga nerviosa;
  • complicación después de enfermedades infecciosas graves.

Grado y manifestación de la enfermedad

Los dolores de cabeza periódicos son característicos de la etapa inicial de la enfermedad.

Los signos de osteocondrosis de la columna cervical se desarrollan gradualmente. A medida que avanza la patología, los síntomas se vuelven más pronunciados.

Hay 4 etapas de desarrollo de la condrosis:

etapas de desarrollo de la osteocondrosis cervical
  • No hay síntomas evidentes de osteocondrosis en el grado 1. A veces, un dolor de cabeza puede ser preocupante, así como una molestia en el cuello. Los síntomas pasan rápidamente después del descanso, pero los procesos degenerativos ya han comenzado en los discos, en los que se altera la integridad del núcleo pulposo.
  • Cuando la patología ha pasado al estadio 2, el cartílago intervertebral se cubre de grietas, por donde sale el núcleo del disco. El espacio intervertebral disminuye, el paciente se queja de síndrome de dolor agudo de forma crónica.
  • En la 3ª etapa de progresión, la osteocondrosis de la columna cervical se caracteriza por fuertes dolores de cabeza y vertebrales. Debido a la hipoxia, las células cerebrales sufren, una persona puede experimentar parálisis temporal de las extremidades, problemas de audición y visión. Aparecen hernias en la zona cervical, que comprimen los nervios, músculos, arterias y venas.
  • Con la transición de la enfermedad a la última (4 cucharadas), los síntomas de la osteocondrosis cervical en hombres y mujeres se vuelven tan pronunciados que el paciente no puede relajarse ni descansar ni por un minuto. Los osteofitos se forman en las vértebras, debido a que la movilidad del cuello se ve afectada, una persona queda discapacitada. Si no se inicia un tratamiento complejo en esta etapa, la situación puede terminar en la muerte.

Síntomas típicos

Debe prestar atención a su salud si comienzan los problemas con el aparato vestibular.

La osteocondrosis de 1 a 2 grados se trata eficazmente de forma conservadora. En casos avanzados, es difícil restaurar completamente las estructuras intervertebrales destruidas. Esto significa que es importante diagnosticar la enfermedad en las etapas iniciales. Por lo tanto, es necesario consultar urgentemente a un médico si una persona tiene síntomas similares:

  • malestar doloroso agudo, que se localiza en el cuello, los hombros, la parte posterior de la cabeza;
  • fuertes dolores de cabeza y mareos derivados de la compresión de los nervios y vasos de la columna cervical por las vértebras;
  • funciones visuales y auditivas deterioradas;
  • debilidad muscular;
  • entumecimiento, sensación de que la piel se le pone la piel de gallina;
  • mal funcionamiento del aparato vestibular.

La osteocondrosis cervical a nivel de las vértebras C4-C6 se caracteriza por una alteración de la sensibilidad de las extremidades superiores, las manos y los dedos. Si la arteria vertebral se comprime, los trastornos peligrosos que ocurren en el cerebro son inquietantes. Debido al suministro insuficiente de sangre y la nutrición de las células cerebrales, se produce hipoxia. Si no se trata de manera oportuna, el paciente tendrá problemas de memoria, la función de tragar se verá afectada y el apretón en la garganta, donde se encuentra la nuez de Adán, perturbará.

A menudo, la voz de una persona incluso cambia y, con la progresión de la osteocondrosis cervicotorácica, se producen patologías cardíacas.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

diagnóstico de osteocondrosis cervical

En la cita, la palpación del neurólogo determina si hay un desplazamiento de las vértebras.

Si una persona sospecha que está desarrollando osteocondrosis de la vértebra cervical, es necesario visitar a un neurólogo que realizará un examen inicial e intentará descubrir las principales causas de la enfermedad. Durante la palpación, será posible determinar aproximadamente la etapa de la patología, cómo avanza, con o sin desplazamiento.

Para confirmar el diagnóstico, el paciente deberá someterse a varios de estos estudios de diagnóstico instrumental:

  • Radiografía.Ayudará a determinar el grado de crecimiento de los osteofitos, el tamaño de la brecha interarticular.
  • MRI o CT.Le permite evaluar el grado de destrucción de los discos intervertebrales, así como el estado de otras estructuras blandas.
  • Ultrasonido Doppler.Ayuda a identificar anomalías en el funcionamiento de los vasos sanguíneos, por lo que el suministro de sangre al cerebro se ve afectado.

¿Cómo solucionar el problema?

Si el diagnóstico se confirma durante el diagnóstico, según los resultados obtenidos, el médico selecciona el régimen de tratamiento óptimo para la osteocondrosis cervical. Si la enfermedad no se inicia, puede deshacerse de ella con medicamentos y con la ayuda de procedimientos auxiliares. En 3-4 etapas, los medicamentos a menudo son impotentes, la mejor solución en este caso es una operación quirúrgica.

Medicina eficaz

El tratamiento farmacológico de la osteocondrosis de la columna cervical en el período agudo tiene como objetivo principal aliviar la inflamación, la hinchazón y aliviar el dolor.

Para estos fines, se prescriben los siguientes grupos de medicamentos:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.Elimina la inflamación, reduce la hinchazón, alivia el dolor. Con una exacerbación de la patología, se recomienda usarlo en forma de inyecciones, cuando los síntomas disminuyen un poco, puede tomar pastillas.
  • Analgésicos.Con dolor intenso, ayudan a aliviar rápidamente el dolor y aliviar la afección.
  • Relajantes musculares.Alivia los espasmos musculares, liberando nervios y vasos sanguíneos.
  • Condroprotectores.Restaura las estructuras cartilaginosas dañadas, evita su posterior destrucción. Para un efecto positivo, se recomienda que los medicamentos de este grupo se tomen durante un período prolongado.
  • Vasodilatadores.Ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, normalizando así la nutrición cerebral.
  • Vitaminas del grupo B.Normalizan el metabolismo en el cuerpo, estimulan la inmunidad, por lo que los tejidos blandos y óseos se regeneran más rápido.

Terapia de ejercicio compleja

ejercicios de fisioterapia para la osteocondrosis cervical

La rotación del cabezal es útil para esta condición.

Con la ayuda de ejercicios terapéuticos, será posible restaurar rápidamente las estructuras afectadas de la columna cervical.

Puede curar una enfermedad siguiendo estos enfoques:

  • la cabeza gira en diferentes direcciones;
  • movimientos de rotación;
  • rotación del hombro;
  • levantando y bajando la cabeza.

Fisioterapia y masajes

La osteocondrosis cervical se trata con éxito con la ayuda de procedimientos fisioterapéuticos, que son recetados por un médico, teniendo en cuenta las características individuales del organismo.

Los cursos recomendados con mayor frecuencia son:

  • terapia magnética;
  • calentamiento por láser;
  • ultrasonido;
  • electroforesis;
  • aplicaciones de ozoquerita;
  • baños de radón y sulfuro de hidrógeno;
  • irradiación ultravioleta.

En caso de osteocondrosis cervical, es útil someterse a un curso de masaje manual terapéutico. El procedimiento debe ser realizado por un médico capacitado que esté familiarizado con el diagnóstico y las imágenes radiográficas. Gracias al impacto puntual, caricias, palmaditas y vibraciones, será posible restaurar la circulación sanguínea normal, para establecer la nutrición de las áreas dañadas.

Tratamiento con remedios caseros

La osteocondrosis cervical se puede tratar con métodos no convencionales, pero primero debe consultar a su médico.

Una compresa preparada de acuerdo con esta receta ayudará a aliviar el dolor, la inflamación y la hinchazón:

  1. Lave la hoja de col, corte las fibras gruesas, amase bien.
  2. Aplique una mezcla de miel y jugo de aloe (2: 1) a la hoja, distribuya uniformemente sobre la superficie.
  3. Caliente la compresa a vapor, luego aplíquela en el cuello, fijándola con film transparente y una bufanda de lana.
  4. Use un vendaje durante 3-4 horas.

Se recomienda hacer una compresa todos los días, por la mañana y por la noche.

Prevención y pronóstico

Con una terapia adecuada y oportuna, la enfermedad se puede curar y las complicaciones se pueden prevenir. Si el problema no se trata y se ignora el consejo de un médico, el pronóstico de recuperación es decepcionante. Como profilaxis de la osteocondrosis cervical, es importante llevar un estilo de vida activo, controlar la postura, hacer ejercicio, comer bien y, si tiene síntomas sospechosos, consultar a un médico de manera oportuna.